LOS HECHOS SON CATEGÓRICOS: PIÑERA NUNCA HA CUMPLIDO LA PALABRA EMPEÑADA

Ante el intento de Sebastián Piñera por eludir su responsabilidad en el rechazo del proyecto para terminar con la exclusión política, la no incorporación de Chile al Tribunal Penal Internacional y el rechazo al voto de los chilenos en el exterior es nuestro deber demostrar con los hechos lo que ha sucedido:

Respecto de la no incorporación de Chile al Tribunal Penal Internacional:

1. Chile tuvo una activa participación en la negociación del Tratado que estableció la Corte Penal Internacional y fue uno de los primeros países en suscribir el Estatuto de Roma, lo que ocurrió el 11 de Septiembre de 1998.

2. Una vez suscrito, el ejecutivo lo remitió a aprobación por el Congreso, ingresándolo a la Cámara de Diputados el 5 de Enero de 1999

3. El Tratado se discutió por 3 años en la Cámara de Diputados, y antes de llevarlo a votación en la Sala Sebastián Piñera visitó a quien habla, en ese entonces la Ministra de Relaciones Exteriores se manifestó partidario de la aprobación del Tratado.

4. Luego, Renovación Nacional, en su Comisión Política incluso aprobó un voto político para apoyar el Tratado.

5. Sin embargo al llevar el Tratado a votación por la Sala de la Cámara de Diputados, el 22 de Enero de 2002, sólo 3 parlamentarios de RN lo votaron a favor: Pia Guzman, Arturo Longton y Carlos Vilches. Todo el resto lo votó en contra

6. El 4 de marzo de 2002, esta mayoría de diputados de RN, no sólo rechazó el tratado, sino que junto a diputados de la UDI, presentaron un requerimiento al Tribunal Constitucional pidiéndole que declarara que el Tratado era inconstitucional.

7. El 8 de abril de 2002 el Tribunal Constitucional resolvió que para que Chile se pudiese integrar al Tratado Penal Internacional, se requería una reforma constitucional previa.

8. Inmediatamente, en el mismo mes de abril de 2002, el Ejecutivo ingresó al Senado un proyecto de reforma constitucional.

Sin embargo, no avanzó durante más de 3 años ya que no existían los votos de los senadores de RN, ni de la UDI, para aprobarla.
9. Tres años después, en el marco de la campaña presidencial de 2005 el candidato Sebastián Piñera visitó ahora al entonces Canciller Ignacio Walker, reiterando su posición favorable a aprobar el TPI.

10. En esas circunstancias, se llegó a un acuerdo político en la Comisión de Constitución del Senado, que aprobó un texto de Reforma Constitucional por unanimidad.

11.-Sin embargo, pasadas las elecciones presidenciales, los Senadores de RN y la UDI notificaron al Gobierno que no existían los votos en la Sala del Senado para aprobar ese texto

12.-Esta es la situación que se ha mantenido hasta el día de hoy, y Piñera lo sabe

Adicionalmente, Piñera en su documento señala que el año 2005 la Ministra Veloso se comprometió a enviar una indicación tipificando los delitos de genocidio, crímenes de guerra y de lesa humanidad, y que esta indicación no se habría presentado en 2 años y 9 meses, y que por ello no se ha aprobado en la sala de este senado.

Sebastian: el año 2005 Paulina Veloso NO era Ministra de Estado, era una destacada académica de la Universidad de Chile y mal pudo haberse comprometido a nada en nombre del gobierno.

Pero lo que es peor, hay un proyecto en la Comisión de Constitución que tipifica estos delitos.

Este proyecto, cuyos autores son el ex senador Viera Gallo y el Senador Naranjo, fue aprobado en general por este Senado el 8 de noviembre del 2005.

El contar con un proyecto que tipifique estos delitos nunca ha sido el obstáculo. El obstáculo ha sido la incapacidad de Piñera de honrar su palabra.

Hay que ser coherentes y cumplir con la palabra empeñada. Los hechos, aquí descritos, hablan por sí mismos.
Hablemos ahora del voto de los chilenos en el exterior

El documento que Piñera distribuyó en la prensa señala que está de acuerdo con el voto de los chilenos en el exterior, que el proyecto recién comenzó su tramitación, que los senadores de la Alianza lo apoyarían bajo algunas condiciones.

Pero la verdad es que el 11 de enero de 2007, Diputados de Renovación Nacional pidieron limitantes para el voto de chilenos en el extranjero y 16 de mayo de 2007 Renovación Nacional se abstuvo en bloque.

Con esta abstención, por falta de quórum, se rechazó la idea de legislar, se rechazó la posibilidad de abrir el debate sobre la materia.
Con esta abstención de 20 diputados de Renovación Nacional, se dejó sin posibilidad de volver a presentar el proyecto, al menos por un año, en esa cámara

Los representantes de Renovación Nacional no han hecho otra cosa que poner un listado de condiciones que, o hacen imposible su aprobación, o que de aprobarse la ley se hace impracticable.

Piden que, para votar en el exterior, estos chilenos deban venir a Chile a inscribirse.

Piden además, que al momento de inscribirse, acrediten que no ha transcurrido más de 5 años desde que salió del país.

Sebastián Piñera y Renovación Nacional han demostrado con sus votos, que le tienen miedo a los chilenos que viven en el exterior.

Asimismo, en la antesala de su lecho de enfermo, en el Hospital Clínico de la Universidad Católica, donde Volodia se encontraba inconciente, voluntariamente Piñera se comprometió con Guillermo Teillier a apoyar una reforma al sistema electoral que permita terminar con la exclusión.

Ayer nuevamente votaron en contra.

Conclusión, los hechos hablan por sí solos y son indesmentibles.

ALVEAR: CUANDO LEGISLEMOS SOBRE EDUCACIÓN PÚBLICA VEREMOS QUIEN ES QUIEN

Timonel DC señaló que la educación pública no está en la LGE porque no hubo acuerdo con la oposición.

Señaló que esta Ley es un paso, pero no soluciona los problemas de los jóvenes que están en la calle para lo cual se enviarán otras iniciativas legales.

“La Ley que se aprobó el día de ayer fue en lo que se logró acuerdo entre Gobierno y Oposición, la educación pública no está en esa ley porque no hay acuerdo, pero nosotros tenemos que enviar una Ley de educación pública y ahí veremos quienes están a favor de la educación pública y quienes no quieren legislar en relación a la educación pública, ahí veremos quién es quién”.

Con estas palabras la presidenta de la DC, senadora Soledad Alvear, se refirió a las críticas que se han formulado respecto a la ausencia de la regulación de la educación pública en la Ley General de Educación aprobada ayer en Cámara de Diputados y que en las próximas semanas debe votarse en el Senado.

“Yo soy hija de la educación pública, al igual que la Presidenta Bachelet, ambas estudiamos en el Liceo 1 y en la Universidad de Chile, y por ende lo importante es que tengamos educación pública de calidad tanto a nivel público como privado, de manera tal que el trabajo para fortalecer la educación pública debe transformarse en una nueva iniciativa legal”, puntualizó Alvear.

“La LGE tiene que ver con un marco general, allí no se regula ni la educación pública, ni la privada, se dan los principios generales en materia de educación, que el Estado debe preocuparse de la calidad de la educación, la LOCE se preocupaba de la cobertura, solucionado el tema de la cobertura, tenemos que asegurar calidad tanto para los colegios particulares como para los públicos”, advirtió la timonel DC.

Asimismo, agregó que “la Ley de ayer es un paso, pero no soluciona los problemas de los jóvenes que están en la calle, ellos quieren calidad perfecto este es el primer paso y ahora deben venir las otras iniciativas legales, entre ellas la regulación de la educación pública y comprometo mi voto, el trabajo, el entusiasmo y los equipos técnicos para fortalecer la educación pública”.

“Lo que viene a continuación son varias otras iniciativas y una de ellas es una Ley que crea la Superintendencia que debe velar por la calidad, otras son las leyes tienen por finalidad incrementar las subvenciones que todavía son insuficientes, porque en los establecimientos públicos tenemos a los jóvenes más vulnerables o de los sectores más modestos, que necesitan mayor atención aún y necesitamos una ley que regule la educación pública en nuestro país”.

SENADORA ALVEAR SE REUNE CON GENERAL GORDON

Timonel DC le deseó éxito en la nueva gestión y comprometió su colaboración como senadora en todas las materias de seguridad pública.

Señaló que hay que fortalecer la infraestructura de Carabineros, y dotarlos de tecnología para cumplir bien su labor y al mismo tiempo “hay que preocuparse del autocuidado porque es imposible que exista un carabinero en cada casa”

La presidenta de la DC, senadora Soledad Alvear, se reunió esta mañana con el Director General de Carabineros, Eduardo Gordon, para “desearle el mayor de los éxitos en su nueva gestión y solidarizar nuevamente por los difíciles momentos que Carabineros ha vivido y manifestar la disposición desde mi calidad de senadora a todas las materias de seguridad pública”, señaló Alvear.

La parlamentaria explicó que “hemos compartido la importancia de la prevención de los delitos y la labor fundamental que Carabineros realiza en esta materia. También conversamos de la importancia de la capacitación de Carabineros, la relevancia de poder contar con mayor tecnología a fin de continuar avanzando en el proceso de prevención y también los diseños de gestión que son tan importantes para llevar a cabo una tarea eficiente”.

En este sentido, la senadora señaló que “el General Gordon se ha mostrado disponible a recibir todas las sugerencias, todas las propuestas y también las críticas que puedan haber en torno a mayor vigilancia en algunos lugares y al mismo tiempo hacer visitas en terreno para estar atento a las modificaciones que se puedan formular”.

Como senadora por Santiago Oriente, Alvear también manifestó su preocupación por la situación que ha afectado a las comunas de su circunscripción en las últimas semanas, ante lo que señaló que “lamentablemente cualquier persona puede ser víctima de un robo, de un asalto, por eso creo que lo importante es continuar en las tareas de prevención, debemos partir en nuestras propias familias, con nuestros propios hijos, enseñándoles a convivir, erradicando violencia intrafamiliar, y también es importante denunciar los delitos, denunciar los hechos anómalos y en el ámbito de la justicia que existan los procesos ágiles, expeditos para que podamos tener las sanciones pertinentes”

En esa línea la senadora hizo especial hincapié en que “tenemos que preocuparnos del autocuidado, es imposible que exista un carabinero en cada casa, y en esa línea es clave el proceso de incremento de la dotación de carabineros que se está llevando adelante. Siempre se piden más cuarteles porque la presencia de Carabineros es importante, hay distintas formas, hay cuarteles móviles, la presencia de carabineros a través del plan cuadrante, no necesariamente a través de nuevos cuarteles se soluciona el tema sino que a través de estas otras vías, por eso es tan importante fortalecer la infraestructura de Carabineros, dotarlos de tecnología para cumplir bien su labor y que cada chileno y china se preocupe del auto cuidado en nuestros propios hogares”.

ALVEAR RESPALDA PROYECTO QUE FORTALECE EDUCACIÓN PÚBLICA

Presidenta de la DC considera de suma importancia proyecto de ley que enviará el Gobierno al Congreso para lograr una educación pública de calidad.

Su pleno respaldo al proyecto de ley que anunció este jueves la Presidenta de la República, Michelle Bachelet, para fortalecer la educación pública, entregó la senadora Soledad Alvear, luego de participar en la ceremonia que se realizó en el Palacio de La Moneda.

La timonel DC manifestó que “concretar una educación publica de calidad es un imperativo ético para la Concertación, al igual que la Presienta de la República, yo estudié en el liceo 1 y en la Universidad de Chile, soy hija de la educación pública”.

Soledad Alvear agregó que “tenemos que generar igualdad de oportunidades para todos los niños y niñas de nuestro país. Todos sabemos que eso parte por la educación y por ende debemos afrontar con mucha fuerza el fortalecimiento de la educación pública, que si bien ha tenido avances en áreas como la cobertura y la subvención preferencial, aún estamos lejos de cumplir con los estándares de calidad que se necesitan, a eso apunta el proyecto anunciado por la Presidenta”.

Para la timonel de la falange este anuncio hecho por la mandataria debiera provocar que los profesores, estudiantes y apoderados depongan sus movilizaciones “si le preguntamos a cualquiera de los jóvenes, profesores o apoderados que representan a la comunidad activa y organizada si prefieren que nos quedemos con la Loce, o si avanzamos con la ley General de Educación, yo creo que la respuesta es que prefieren esto último, más todavía si se envía un proyecto para dar un tratamiento adecuado a la educación pública, como se ha comprometido la Presidenta Bachelet, porque eso es en definitiva lo que solicitan en las calles. La Ley General de Educación es un marco general, que debe ser complementado con otras iniciativas sobre temas particulares, como el compromiso que ha asumido la presidenta hoy y eso deben entenderlo todos”.

Consultada por la actitud de la Alianza por Chile ante este nuevo proyecto, la senadora Alvear manifestó que “tenemos una discrepancia con la derecha sobre la educación pública. Siempre hemos tenido en Chile educación pública y privada y me parece bien que coexistan, no son antagónicas. Lo que pasa es que el Estado debe preocuparse de tener una educación pública de calidad a quienes no puedan financiarla. Ese debate es fundamental y debemos tenerlo, no me explico como la derecha puede estar en desacuerdo con eso. Y si lo está será el país el que juzgue entre los que estamos por una educación de calidad publica y privada y quienes se van a negar”.

LA DEMOCRACIA CRISTIANA ESTA COMPROMETIDA CON EL DESARROLLO SUSTENTABLE

Soledad Alvear inauguró seminario sobre medioambiente donde se dieron a conocer las conclusiones del Congreso ideológico de la DC sobre esta materia.

La presidenta de la DC, senadora Soledad Alvear, inauguró el seminario “Implicancias Ambientales del Modelo de Desarrollo”, donde se abordaron diversas temáticas relativas al medioambiente que fueron definidas en el V Congreso Ideológico del partido.
Este evento contó con la participación de Otto Boye, presidente del Instituto Chileno de Estudios Humanísticos; Helmut Wittelsburger, Director, Representante en Chile, de la Fundación Konrad Adenauer Stiftung. El evento se dividió en dos paneles; el primero denominado “Rol del Estado en la construcción de un modelo de desarrollo ambientalmente sustentable”, moderado por el ex presidente de la JDC, Pablo Badenier. En el estuvieron el diputado Patricio Vallespin, el asesor de la Ministra de Medio Ambiente, Luis Cordero; el investigador del Departamento de Ingeniería Industrial de la Universidad de Chile, Raúl O´Ryan; Y la Directora del Programa Chile Sustentable, Sara Larraín
En el segundo panel, denominado “Sustentabilidad Ambiental justa y equitativa para Chile, ¿utopía o realidad?”,moderado por Marcelo Padilla participaron el Director y Coordinador del Área de Medio Ambiente del Centro de Estudios para el Desarrollo, Guillermo Espinoza; el Presidente de la Corporación Ambiental del Sur, Patricio Gross; el Director Ejecutivo de la Corporación Chile Ambiente, Patricio Rodrigo; y el ex Intendente Región Metropolitana y Presidente Comisión Ciudad Territorio y Medio Ambiente, Partido Demócrata Cristiano, Marcelo Trivelli.
Este seminario tuvo por objetivo difundir las conclusiones del V Congreso ideológico del partido en materia ambiental, y al mismo tiempo recoger las visiones de diversos actores relevantes de la sociedad para continuar construyendo un modelo de sociedad más justo, equitativo y ambientalmente sustentable.
La timonel de la Democracia Cristiana agregó que “la DC cree y está comprometida con el desarrollo sustentable, que no es sino la actualización lógica de nuestra tradición valórica de un desarrollo integral focalizado en la persona. Por lo tanto, tenemos la obligación de ofrecerle al país una propuesta seria de lo que para nosotros es una estrategia de desarrollo sustentable, que sea mucho más que un slogan vendedor o una denuncia oportunista”.

Finalmente Soledad Alvear hizo un llamado a buscar con “urgencia respuestas de política que, superando las demandas actuales, sea capaz de atender los desafíos de futuro. Lo que hicimos, lo hicimos y estamos orgullosos de ello. Pero lo que nos convoca no es nuestro pasado, sino lo que seamos capaz de ofrecerle a nuestros compatriotas para el futuro. Sin duda que en esta tarea de construcción de futuro, y sin dejar de lado ninguna de las políticas públicas necesarias, es urgente, como país, hacer un esfuerzo mucho más intensivo y eficiente para crear conciencia nacional sobre el valor de nuestro patrimonio territorial”.

Reforma al seguro de desempleo

Nuestro país ha dado pasos importantes. Hemos disminuido la pobreza, mejorado la atención en salud, avanzado en muchos indicadores de desarrollo humano. Sin embargo, como Partido Demócrata Cristiano no estamos conformes con la protección para el desempleo que hemos desarrollado. Para las expectativas de los chilenos y nuestra aspiración de establecer un verdadero sistema de protección social, no basta un mero ahorro forzado.

Originalmente el seguro de desempleo consideraba un componente de ahorro obligatorio y un financiamiento solidario que se compone de cotizaciones de los trabajdores, empleadores y el Estado. Sin embargo, no se está logrando. Únicamente el 4% de los cotizantes tiene derecho a acceder al Fondo Solidario (FS), y sólo la mitad de ellos lo utiliza. Acumulamos cientos de millones de dólares para dar seguridad en los difíciles momentos del desempleo, pero no se aprovecha. Por lo tanto, este seguro se encuentra reducido a un precario ahorro forzado.

No es el único problema. La tasa de reemplazo que entrega, – la calidad del beneficio-, es de un 32% del salario para trabajadores con contrato indefinido y de un 33% para los con plazo fijo. Al final del día, lo que está entregando este “seguro” se reduce al propio ahorro, más lo producido en el período. Lo que se entrega es algo a así como $180.000 en 1 pago, en el caso de los contratos a plazo indefinido, y de $90.00 en los de plazo fijo.

Debemos, como país, enfrentar esta situación y crear un verdadero seguro de desempleo. El Partido que lidero quiere encabezar una reforma a esta gran iniciativa.

Primero, debemos mejorar sustantivamente el acceso al FS para trabajadores indefinidos reduciendo barreras de entrada y estando dispuestos a financiar como país esta mayor cobertura. También debemos dar acceso a trabajadores de plazo fijo al FS, no necesariamente bajo las mismas condiciones, pero sí en una medida que colabore en disminuir la incertidumbre que enfrentan en el paso de un empleo a otro.

Segundo, el seguro debe entregar verdadera protección y poner claros objetivos en materia de beneficios. No basta un pago al comienzo y que este cubra lo que pueda. La posición de la DC es clara, queremos que se logre una tasa de reemplazo del 60%, por tres meses, para todos los trabajadores con salarios de hasta $300.000. Esa debe ser la meta. Si tenemos 1300 millones de dólares en Ley Reservada del Cobre, podemos decidir y financiar la protección al desempleo.

Por último, como PDC creemos fundamental hacer realidad los humanos derechos económicos y sociales. Este seguro puede ser un paso en esa línea. Queremos que se establezca el nuevo seguro al desempleo como una Garantía Explícita. Se trata de incorporar una serie de prestaciones en caso de desempleo, que operen de forma inmediata y que sean veladas por la Superintendecia correspondiente, como sucede en la actualidad con las Garantías Explícitas en Salud. Asegurar una tasa de reemplazo, por un número de meses, más una serie de beneficios definidos con mucha precisión, en capacitación laboral, intermediación para encontrar un nuevo trabajo y cobertura en salud. Este reconocimiento de derechos empodera a las personas y las sitúa en el centro de las políticas públicas.

Como presidenta de la Democracia Cristiana comprometo el apoyo de mi partido para avanzar en un pacto social y fiscal que mejore radicalmente nuestra protección al desempleo. Éste debe ser el paso siguiente a la reforma previsional. Sólo así construiremos un verdadero sistema de protección social y una sociedad de personas respetadas en dignidad y derechos.

SOLEDAD ALVEAR VALENZUELA

Presidenta Partido Demócrata Cristiano

Cooperando por Chile

Senadora Soledad Alvear V.
Presidenta Nacional
Partido Demócrata Cristiano

Se me pide que opine sobre los Temas del 2007 y en particular sobre la Economía, la Política. Y que me refiera a las prioridades del Gobierno, de la Concertación y de la Alianza.

Es posible mirar estos distintos temas en forma separada y referirse a lo que cada uno de dichos actores debiera hacer en el futuro, para lograr los objetivos que legítimamente buscan. En ese caso tendría que hacer un largo listado de políticas y propuestas de acción.

Sin embargo, la visión que quiero compartir con ustedes es diferente. Parte de la convicción de que los temas económicos, políticos y sociales tienen un DESAFÍO que es COMÚN a todos. Y parte desde la convicción de que el gobierno, la Concertación y la Alianza también enfrentan un DESAFÍO COMÚN.

Y el desafío es muy claro y evidente. Ni el gobierno, ni la Concertación ni la Alianza alcanzarán los objetivos que tienen para Chile si no somos capaces de dar un GOLPE DE TIMÓN en la FORMA DE HACER POLÍTICA y se servir a Chile.

El país no tiene un largo listado de tareas sino que una sola principal: logar que el gobierno, la Concertación y la Alianza, vuelvan a COOPERAR POR CHILE. Vuelvan a cooperar en la economía, en la política y en las políticas sociales.

Ese es el desafío para el 2007. Dar el golpe de timón que los chilenos demandan. Y digo que es una demanda de nuestros ciudadanos porque no hay encuesta en los últimos meses que no haya llegado al mismo resultado. La inmensa mayoría de los chilenos quiere que los políticos “se pongan de acuerdo” para resolver la larga lista de necesidades y

problemas pendientes en nuestro país. La gente sabe que la política excesivamente confrontacional que vivimos es mala para Chile.

Yo, como Presidenta del Partido Demócrata Cristiano, quiero decirlo con entera claridad. Estoy disponible para hacer todos los esfuerzos que estén a mi alcance para dar un GOLPE DE TIMÓN y COOPERAR POR CHILE.

Si miramos de este modo los temas del 2007, el asunto no es principalmente cuáles son las ideas, más o menos ingeniosas que tiene cada grupo político o sector de interés; sino como logramos ponernos de acuerdo en un denominador común, que haga posible que el país vuelva a avanzar como se merece.

Porque, hablemos con franqueza, nadie está conforme con el ritmo al cual estamos avanzando. Ni en la economía ni en la política.

Voy a ejemplificar el que es, para mí, EL TEMA DEL 2007, a través de tres desafíos importantes que tenemos para este año:

Primero, la agenda de calidad de la política y la democracia, con los tópicos de transparencia, probidad y reforma al sistema electoral. Segundo, la reforma al sistema previsional. Y Tercero, la agenda por el crecimiento económico y el trabajo decente.

Una agenda por la Calidad de la Política y de nuestra Democracia debe enfrentar los temas de TRANSPARENCIA Y PROBIDAD: Tenemos dos alternativas. La primera es que la Concertación se alinee detrás del gobierno para lograr los votos que se requieren para introducir una serie de cambios legales que son necesarios, mientras la Alianza apoye una que otra medida al tiempo que trate de sacar el mayor provecho político de las lamentables situaciones que se han producido. El proceso legislativo sería largo y tortuoso. El resultado carecería de la amplia legitimidad que se necesita para parar de una vez por todas con este flagelo. Y la opinión pública terminaría hastiada con la política y los políticos, vengan de donde vengan.

La segunda alternativa es sentarnos a la mesa, gobierno y oposición, y COOPERAR POR CHILE. Pienso que todos estamos de acuerdo con los principales aspectos que hay que abordar:

Mas transparencia: necesitamos de normas que aumenten la entrega de información pública, normas que hagan más transparente los actos y medidas de los servicios públicos, difusión de las identidades de los contratistas y de quiénes reciben remuneraciones del Estado;
Modernización del Estado: necesitamos de un aumento en el número de cargos, adelantar plazos, pero también corregir y transparentar procesos para aplicar los criterios y procedimientos de la Alta Dirección Pública; traspasar a contrata de trabajadores del sector público que están a
honorarios; modernizar profundamente la Contraloría y del sistema de Auditoria Interna del gobierno; crear las Superintendencias de Educación y Obras Públicas; regular las “asignaciones directas”;

Calidad de la Política: debiéramos coincidir en que los candidatos deben tener responsabilidad patrimonial y política cuando no cumplen con la ley de financiamiento; en la creación de una Superintendencia o Dirección eficaz para la fiscalización de los gastos electorales; y en restricciones a la capacidad del Estado de usar urgencias, gastar en avisos, y hacer colectas en los servicios públicos, durante los períodos electorales.

Estoy convencida que son más los puntos que nos unen que los que nos dividen. Estoy convencida que en un clima de cooperación nos pondremos de acuerdo en todos los aspectos fundamentales. Y estoy, por sobre todo, convencida, que si lo hacemos el país nos lo va a agradecer. Tanto al gobierno como a la oposición.

Más de alguien va a mirar esta propuesta con escepticismo. Porque ha cundido entre muchos políticos una idea que es, simplemente, equivocada. Se piensa que todo lo que daña al gobierno favorece a la oposición, y vice-versa. Como si la política fuera un ejercicio de “suma cero” en la que unos ganan sólo a costa de lo que otros pierden. Por eso hay tanta resistencia a una política basada en los acuerdos y la cooperación. Pero basta una mirada objetiva a lo que indican las encuestas de opinión pública de los últimos meses para constatar que esto no es así. Mientras se deterioraba la imagen del gobierno, la de la oposición se ve afectada en aún mayor medida. Y la razón es muy simple: la gente no quiere la política excesivamente confrontacional que estamos ejercitando.

Debemos imprimir calidad a nuestra democracia REFORMANDO EL SISTEMA ELECTORAL: este es un punto respecto del cual nunca nos hemos podido poner de acuerdo. El país ha visto como nos hemos atacado y descalificado. Y, sin embargo, tengo la convicción de que es posible alcanzar un gran acuerdo nacional, como el que Chile se merece. Con ello daríamos una señal muy poderosa de que estamos dispuestos a dar el GOLPE DE TIMÓN que la gente demanda. Nuevamente, estoy profundamente convencida de que es posible alcanzar un acuerdo amplio respecto de los objetivos de la reforma:

Terminar con la exclusión; no es bueno para la democracia chilena que haya sectores importantes del país que estén sin representación parlamentaria;
Darle mayor proporcionalidad al sistema;
Entregar un mayor protagonismo a la ciudadanía: que ve con preocupación que su voto vale poco, frente a los partidos que toman todas las decisiones de importancia;
Reducir la desigualdad en el valor del voto en distintas regiones del país;
Asegurar gobernabilidad: evitando el excesivo fraccionamiento político que traía nuestro antiguo sistema electoral.

Alguien podría pensar que en este campo si que el acuerdo no es posible. Yo discrepo. Y lo hago por una razón muy concreta. Porque he visto como entre la Concertación, Renovación Nacional y el Partido Comunista fue posible llegar a un punto de convergencia en los puntos de vista que hacen que un acuerdo sea un desenlace perfectamente factible.

EL segundo tema que debemos enfrentar cooperando, es la REFORMA AL SISTEMA PREVISONAL: a pesar que durante la campaña se pensó que éste sería un tema confrontacional, se logró un amplio consenso entre los expertos a través de la Comisión Marcel. El país respiró, cuando comprobó que los distintos sectores se podían “poner de acuerdo” para crear mejores condiciones para nuestros pensionados, actuales y futuros. Ahora que el proyecto pasa a manos del sistema político no podemos volver a frustrar a la gente. También, respecto de este proyecto tenemos dos alternativas. La primera, es empezar, cada uno para su santo, a tratar de sacar ventajas políticas de este proyecto, haciendo indicaciones a diestra y siniestra, muchas de las cuáles serán, ciertamente, populistas, de modo de aprovechar el potencial electoral que un proyecto como este ofrece. El resultado legislativo sería, de nuevo, largo y tortuoso. Y los beneficios para los pensionados se harían esperar. La segunda alternativa es sentarnos a la mesa, gobierno y oposición, y COOPERAR POR CHILE. Pienso que todos estamos de acuerdo con los principales aspectos que hay que abordar. De hecho la Comisión de Reforma Previsional ya nos adelantó buena parte de la tarea. Aprovechemos, con generosidad, ese esfuerzo. Pienso, que también en este caso estamos de acuerdo con los aspectos fundamentales. La necesidad de:

Mejora en las pensiones básicas: la creación de una pensión básica garantizada que beneficiaría (cuando esté en aplicación completa) a más del 60% de los pensionados;
Mejora en la participación de los trabajadores: crear una Comisión de Usuarios, o un órgano equivalente, tal como existe en el seguro de desempleo;
Mejora en la equidad entre hombres y mujeres y la creación de una bonificación por hijo;
Mayor cobertura para los trabajadores independientes: ¿quién de nosotros no conoce de cerca la situación de cientos de miles de comerciantes, taxistas, pequeños agricultores o pescadores, que no tienen protección alguna para su vejez, o en caso de un accidente del trabajo o enfermedad? ¿Cómo no vamos a tener la capacidad y la generosidad para ponernos de acuerdo, cuando sabemos el inmenso bien que le podemos hacer a Chile?;
Mayor cobertura para trabajadores jóvenes: con el pago de un subsidio a su contratación;
Mayor competencia entre las AFP e incentivos para una mayor rentabilidad de los fondos de pensiones: de modo que quede más para las pensiones de los trabajadores al momento de retirarse.

Estoy convencida que podemos alcanzar un gran acuerdo en esta materia, y que el país no nos perdonaría que no lo hiciéramos.

El tercer tema, pero por cierto, no menos importante, es el desafío económico visto integralmente, sacar adelante una LA AGENDA POR EL CRECIMIENTO ECONÓMICO Y EL TRABAJO DECENTE.
Nadie puede estar contento con el desempeño de nuestra economía durante el 2006. Tenemos expectativas frustradas. Basta recordar las estimaciones de comienzos de año y ver los números con que terminamos. Si bien las cifras de empleo mejoraron, no nos pueden dejar satisfechos.

Debemos sacar adelante una agresiva y audaz agenda por el crecimiento económico. Debemos aumentar y desburocratizar nuestra inversión en ciencia y tecnología, debemos explotar sectores con alto crecimiento pero pobremente desarrollados, como el turismo. Debemos diversificar nuestra cartera energética. Si hay que hablar de energía nuclear, hay que poner el tema en la mesa. Debemos repotenciar nuestros cluster exportadores, debemos retomar las tareas pendientes en inversión extranjera. Debemos modernizar y fortalecer el Estado para garantizar la calidad y transparencia de las políticas públicas; debemos acordar reformas profundas de los sistemas de capacitación y de intermediación laboral, reorientar el Sence logrando una mucho mayor vinculación entre educación y trabajo; debemos seguir fortalecimiento de la agenda de fomento y desarrollo de las MIPYMES; promoción de un paquete de iniciativas que mejoren la calidad de la educación.

Pero toda una agenda por el crecimiento económico debe tener un fuerte componente en el lado más humano de los agentes económicos, el empleo. Las cifras de desempleo han mejorado, pero no estamos contentos con la calidad de los trabajos que creamos. Con la regulación de la subcontratación dimos un paso importante. Debemos dar otros grandes pasos, como extender sustantivamente el seguro de desempleo, incluyendo a trabajadores a plazo

fijo y a empleados públicos y aumentar el acceso al fondo solidario de este seguro. Debemos hablar en serio de negociación colectiva, de cooperación al interior de las empresas. La negociación colectiva es un fuerte instrumento de equidad social. Por que no acordar jornadas parciales, como muchas empresas y trabajadores necesitan, mediante la negociación colectiva? Podemos avanzar en este tema mediante estos acuerdos colectivos. Debemos avanzar en el empleo decente, en la estabilidad

Claro, aquí la Alianza puede tentarse a tomar una parte de la agenda, sólo la de empleo, fustigando al gobierno las cifras de crecimiento y acusando distorsiones ideológicas. Pero puede condicionar su apoyo a la agenda de crecimiento al retiro o “ablandamiento” de la agenda por el empleo decente. El gobierno puede intentar sacar algunos temas de una u otra materia, pero terminando sin las grandes reformas que necesitamos para crecer con fuerza y mejorar la calidad del trabajo en Chile. No creo que tenga que ser así. No debe ser así. PODEMOS Y DEBEMOS COOPERAR POR CHILE, necesitamos ponernos de acuerdo, nuestro país lo reclama.

He ilustrado con tres temas de la Agenda 2007 la que es mi propuesta que quería compartir con ustedes. Pienso que el desafío político y económico principal para este año y los que vienen es dar un GOLPE DE TIMÓN radical a la política y lograr que el gobierno, la Concertación y la Alianza, hagamos lo que los chilenos nos demandan: volvamos a COOPERAR POR CHILE.



Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.